Brainstorming o la vuelta a la infancia, clave de la innovación

Se ha dado cuenta que existen días en los que las nuevas ideas fluyen de forma sencilla e irrumpen en su cerebro incluso, cuando está realizando una actividad distinta a su profesión… otros días sin embargo, la mente no responde, las ideas no fluyen y el papel queda simplemente en blanco…

Analizamos la importancia del brainstorming, una clásica técnica utilizada por los creativos publicitarios y conocida también como tormenta de ideas, dentro del nuevo modelo productivo y como eje central de la innovación y la calidad en relación al valor agregado de un nuevo modelo de negocios.

Si bien es cierto que el concepto en sí mismo, no es de comprensión compleja, si resulta más difícil el conocimiento de las distintas reglas a seguir para lograr la efectividad de una tormenta de ideas y, principalmente, su aplicación hacia un nuevo negocio.

Para comenzar, es importante establecer el escenario donde generalmente se produce el brainstorming y cómo ésta es una técnica totalmente aplicable al emprendimiento.

Generalmente, la tormenta de ideas es uno de los principales ejercicios en actividades relacionadas con el Coaching empresarial, sin embargo, la naturaleza propia del ser humano, lleva a fracasar muchas ideas que –seguro- resultarían rentables, debido a la capacidad de rescatar de ellas únicamente los aspectos negativos, lo que sin duda, minimiza la participación posterior así como la adopción de los elementos positivos de una idea.

Si trasladamos este ejercicio al emprendimiento y la innovación, podemos determinar que, ante una tormenta de ideas es imprescindible desterrar lo que no sirva y rescatar los aspectos más concordantes con el modelo de negocio que hayamos decidido implementar.

Vuelta a la infancia, clave para la optimización de una tormenta de ideas

Hagamos el ejercicio de retrotraernos a nuestros años de infancia o, en su defecto, acudamos a alguna actuación infantil con una vertiente antropológica, enfoquémonos en cómo los niños dejan fluir ideas a través de las cuales se construyen historias y extrapolemos esa cualidad inherente a la infancia hacia el nuevo modelo productivo.

 

Foco… focalización

 

Si existe una situación en la infancia que debiera perdurar durante muchos años es la focalización que los más pequeños tienen en el aspecto lúdico, donde se incluye la creatividad. Sería deseable focalizar desde el principio con el objetivo claro, manifestado y consciente. Sólo de esta forma seríamos capaces de distinguir los aspectos más relevantes de cada idea.

 

Ejercicio mental

Una vez que todas las ideas se han externalizado, conviene plasmarlas a fin de recordarlas, este ejercicio le permitirá no solo no perder ninguna de ellas, sino también, encontrar nuevas formas de aplicar sus ideas a su proyecto, nuevas debilidades que le harán reducir su listado de tormenta de ideas y –principalmente- nuevas necesidades lo que sin duda, estará contribuyendo a que su plan de empresa avance.

Como conclusión, únicamente permitiendo que la creatividad fluya, sin importarle si es o no interesante y válido para su proyecto, logrará rescatar de una tormenta de ideas aspectos relevantes para su nuevo negocio. Nuevos públicos objetivos, nuevas necesidades, nuevas formas de captar la confianza, nuevas campañas de marketing online y nuevos criterios de posicionamiento, pueden surgir de una tormenta de ideas bien aplicada, focalizada en el objetivo y plasmada en el papel, no deje pasar ninguna de ellas ya que las oportunidades se encuentran subyacentes en la vorágine del pensamiento… deje fluir el suyo.

Recuerde finalmente que las nuevas técnicas resultantes de la evolución del modelo productivo, se basan principalmente en la creatividad, la anticipación y la “adivinación” de las necesidades a través de criterios simples, aplique estas máximas a la materialización y aplicación a su nuevo negocio de sus ideas. Deje que su creatividad fluya y haga de ella, a través del análisis, una nueva fórmula para lograr la satisfacción de las necesidades de los usuarios que componen el nicho de mercado hacia el que apunta su negocio.

Deja un comentario