¿Qué son las inversiones financieras sostenibles?

Cuando presentamos a nuestros amigos la noticia de que nos hemos convertido en inversores privados siempre tienen una cierta mala imagen de nosotros, ya que asocian la figura del inversor privado con la del especulador. Por este motivo, siempre hay formas de que nuestra imagen social mejore a la vez que ganamos dinero, es importante tener una estrategia de inversión financiera, esta nueva web que habla de diferentes estrategias y modelos de inversión es una buena referencia.

Este es el caso de las inversiones financieras sostenibles

Esta figura nace del Decreto Ley 2/2014 por el que se permite invertir el superávit a los ayuntamientos en inversiones sostenibles que mejoren la vida de los ciudadanos. Es decir, en servicios que mejoren, por ejemplo, el medio ambiente y reduzcan el impacto ambiental del ser humano en el ecosistema local y rural.

No obstante, podemos dar más ejemplos como mejorar los sistemas de alumbrado. Esto no solo mejora la vida de los ciudadanos, sino que si se realiza de una manera correcta puede reducir el impacto lumínico del municipio, así se reduce la contaminación lumínica.

También acciones encaminadas a mejorar la eficiencia energética, es decir, a lograr que el ciudadano pague menos en la factura de la luz y además reducir las emisiones de Co2.

La pregunta que realmente debemos hacernos es ¿Son rentables esta clase de inversiones?

¿Son rentables esta clase de inversiones?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que normalmente esta clase de inversiones están cerradas a los inversores privados, ya que los fondos que utiliza el ayuntamiento son del superávit. No obstante, no solo tenemos que centrarnos en el ámbito público-local, también podemos acudir al ámbito privada y enfocándonos en un nivel estatal, incluso global.

El problema es que muchos expertos aseguran que estas inversiones impiden realizar una gran parte de la actividad de los inversores privados: las operaciones a corto plazo. Es decir, a toda costa lo que se busca es evitar la especulación.

Otros accionistas afirman que la rentabilidad de estas operaciones se basa en el largo plazo, de ahí que la especulación no solo no sea posible, sino que es perniciosa para la actividad, para el propósito que persigue la inversión.

No obstante, hay que señalar que estas inversiones si son rentables, ya que tienen un doble beneficio. El primer beneficio es el que verás en tu cartera por el beneficio de la inversión. En segundo lugar, te beneficiarás como ciudadano de la inversión que se realice en tu municipio.

¿Mejorará mi imagen social?

En primer lugar, no solo debes hacerlo por mejorar tu imagen social sino porque de verdad creas en la obra en la que estás invirtiendo. No obstante, si lo que buscas es solo mejorar tu imagen social, sí, la mejorarás.

A todo el mundo le entusiasman aquellas personas que dejan de un lado grandes rentabilidades y que buscan contribuir a la mejora de los servicios de su comunidad, por lo que no habrá ocasión en la que tu imagen social no se vea favorecida.

Por último, señalar que como inversor hagas un cálculo previo para ver si realmente te merece la pena invertir en sostenibilidad.

 

 

Deja un comentario